Se encuentra usted aquí

Inicio

RECOMENDA ESTA NOTA EN TU RED SOCIAL







Toman dos canchas de fútbol en el complejo habitacional de Santa Rosas y se asientan

La noticia en la red social decía ayer en horas de la mañana: “La semana pasada en el Barrio Santa Rosa, calle Yugoslavia y Budapest gente que no se sabe de donde vienen tomaron posesión de casi la mitad de una manzana (donde funcionaba una cancha), parece que por las elecciones nada salió a la luz. En este momento un grupo de personas está tomando lotes en la manzana 35 (donde funcionaba el club del Barrio Complejo Santa Rosa, ya están midiendo los lotes que próximamente serán "dueños". Hay 2 patrullas en el lugar pero miran como avanzan y no hacen absolutamente Nada. ¿Hasta cuando tendremos que aguantar los varelenses la modalidad de tomar lo ajeno?”

somos del barrio
Pasadas las 13:30 horas de ayer Varela al Día se hizo presente en el complejo para conocer algo mas de esa toma que ha dividió al barrio en la zona aledaña. Por partes iguales los vecinos dicen estar de acuerdo con la toma, por las necesidades de los asentados y otros que rechazan la metodología argumentando que la mayoría no son del barrio y llegaron desde Pico de Oro.
“Nosotros estamos acá porque somos todos de la zona. Acá hay muchos jóvenes que necesitan un lugar para sus familias. Estos muchachos son nuestros hijos que viven en nuestras casas porque los mayores somos todos propietarios en el barrio”, aclara Antonio, quien hace las veces de vocero del grupo. Son dos canchas las que han sido tomadas sobre la calle Brusuelas. Dos descampados que eran pulmones para la práctica del deporte más tradicional de los argentinos: El fútbol. Y los asentados esgrimen nuevos argumentos para defender las dos tomas: “Miren como están los terrenos. Están abandonados, con yuyos altos. Acá nadie juega a la pelota y de hace rato. Estos campos son un peligro para cruzarlos de noche: te asaltan. Te pueden robar el celular y la ropa. Por eso queremos más seguridad con gente que se haga cargo de estas tierras”, agrega Antonio.
Las desamalezadoras del Plan Argentina Trabaja estaban a full. La tierras, ganadas al complejo habitacional, están rodeadas por las casitas K. Ayer al mediodía ya habían sido divididos en lotes de 10 metros por 30 metros.
“No teníamos otra salida. Hablamos con los vecinos de las casas y ellos están de acuerdo con que tomemos las tierras. Hasta ahora no hubo problemas. Dijeron del municipio que iban a venir pero solo mandaron las dos camionetas de la Guardia Comunal que están en la esquina”, señaló Antonio.
En efecto: en la esquina de Bruselas y la calle 643 A, dos camionetas de la Guardia Comunal, en lugar de patrullar las calles, estaban detenidas y sus ocupantes departiendo. Funciones, ninguna. La gente seguía delimitando los terrenos. Más asentados en un Florencio Varela que ya suma mas de 30 asentamientos en los últimos dos años. Los sueños de la tierra propia, siguen incumplidos, de las vivienda, también.

Ejemplar: